Mejores CMR para startups

Has tenido la idea del siglo y después de un tiempo dándole forma, por fin ha visto la luz. Tu producto o servicio ha nacido y has creado una startup de la nada. Olé tú. En el mundo en el que vivimos, es cada vez más difícil emprender, innovar o convertirse en el mejor en algo. Pero oye, aquí estás (bueno, estamos) luchando contra los terremotos y huracanes de las empresas digitales.

Voy a ser sincero: nadie nos ha explicado ni enseñado qué tenemos que hacer para sobrevivir, para que nuestro producto o servicio triunfe, para conseguir que los potenciales clientes nos conozcan, para retener a los clientes que ya nos han conocido. La realidad es muy diferente a lo que te pintaron, ¿a que sí? Pero siempre hay gente dispuesta a ayudar, y por eso estoy ahora escribiendo este artículo, porque quiero enseñarte algo esencial a la hora de gestionar las ventas, el marketing, la atención al cliente y otros puntos de contacto: las CRM.

Es una obviedad que la relación con el cliente ha cambiado. Ya no es como hace diez años, ni siquiera como hace cinco. Ahora, el cliente se tiene que convertir en el centro de nuestro producto, nosotros (los que vendemos) dejamos de ser importantes para él. La era del egocentrismo ha llegado.

Cuando lanzamos una start up, tenemos que tener en cuenta cómo vamos a conseguir clientes y, sobre todo, cómo los vamos a retener. Imagino que por eso estás leyendo este artículo, para conocer la mejor forma de gestionar la relación con los clientes.

Así que, vamos a dejarnos de rollos y vamos a darle caña a lo que nos interesa: los mejores CRM (customer relationship management) para tu start up.

TOP3 de CRMs

Antes de empezar con mi ranking, quiero que seas consciente de que cuando un usuario ha de comprar un producto o servicio, tiene mil opciones solo con teclear en Google lo que busca. Tú debes aprender cómo destacar por encima de tu competencia y conseguir que ese usuario se convierta en tu cliente, y que vuelva. Por eso, necesitas crear una relación real con él. 

Para hacerlo tenemos las CRM, una herramienta esencial que -a grandes rasgos- puedes utilizar para administrar cuentas, leads, oportunidades, organizar los días, almacenar contactos, etc. en una sola plataforma.

Empezamos.

1. HubSpot

Esta plataforma se enfoca en la metodología inbound. Su objetivo principal es hacer que tu empresa pueda analizar el comportamiento de los clientes a lo largo del embudo de ventas. De esta forma puedes cambiar y mejorar los procesos necesarios, por ejemplo, si ves que el 40% de los clientes tiene problemas en la página de venta, puedes ajustar la página para mejorar ese servicio y hacer la experiencia del cliente mejor. 

HubSpot cuenta con herramientas individuales, por lo tanto no necesitas contratar todo el CRM, sino que puedes escoger las que más te interesen y pagar solo por esas o bien combinarlas según tus necesidades.   

Además, hay diferentes planes: para start ups (tiene ventajas para las empresas que empiezan durante el primer año de suscripción); la gratuita (una versión lite de todas las herramientas); además tiene la Academy en la que puedes encontrar materiales gratis para sacarle el máximo partido a la plataforma.

2. Zoho

Si buscas una plataforma para gestionar la relación de tus clientes sin pagar ni un euro, esta te interesa y mucho, sobre todo si tienes un equipo pequeñito (de tres personas como máximo). No obstante, también tiene su versión de pago, pero es barata, puedes suscribirte por menos de 20€ al mes.

En esta herramienta encontrarás todas las funciones que te imagines: informes, gestión de contactos, optimización de ventas, automatizaciones del flujo de trabajo…). Además, permite recopilar datos de los formularios web y de esta forma conseguir nuevos clientes potenciales. 

Si escoges la versión de pago, podrás utilizar miles de plantillas de correos, crear campañas de email marketing, tener métricas de seguimiento, entre otras funciones.

Zoho es muy sencilla e intuitiva, por lo tanto, es muy fácil de utilizar.

Te la recomiendo si tu start up es pequeña, acabas de empezar y quieres ahorrar costes.

3. Pipedrive

Esta CMR está especializada en el sector de las ventas. Su objetivo principal es mejorar los procesos de venta y atención al cliente, por ejemplo, algunas de sus funciones son la automatización de campañas de email marketing, la generación de leads o el seguimiento del potencial cliente por el embudo de ventas.

También es una plataforma sencilla e intuitiva y no necesitas a un equipo superexperto para utilizarla. 

Además, cuenta con distintas versiones: cuanto más pagas, más funciones dispones. Por lo tanto, elegir una u otra dependerá del dinero que quieras gastar y del momento en el que se encuentre tu start up (no es lo mismo el primer mes que el segundo año). 

Una característica que a mí me llama mucho la atención es la posibilidad de enlazar Pipedrive con Google Apps y con Mailchimp. 

Puedes probarla gratis durante 15 días y si te gusta, empezar a pagar la suscripción que más te interese. Así que, dale una vuelta y elige la que más te convenga.

Y ahora, después de leer este top3, te preguntarás: “¿y cuál escojo yo?” Pues bien, la respuesta solo la sabes tú. Pero te voy a dejar seis puntitos que puedes tener en cuenta para decantarte por una herramienta u otra:

  • Usabilidad: es muy importante que, como usuario, tu experiencia sea sencilla e intuitiva. Que ni tú ni tu equipo perdáis horas y horas averiguando cómo funciona la herramienta. Obviamente tienes que investigar hasta tenerla por la manga, pero no puedes perder miles de horas de una pestaña a otra sin saber qué hacer.
  • Precio: fíjate bien en los distintos planes de cada herramienta y mira que su precio entre dentro del presupuesto que tienes. Hay CRMs buenísimas, pero quizás no te las puedes permitir (todavía). Y aquí te dejo un consejito: vigila con los “extras” de cada plataforma, que muchas veces se pagan aparte. 
  • Funciones: analiza que cumpla con todas las funciones que necesitas para tu start up.
  • Automatización: hoy en día, la automatización es esencial. Hay tareas supersencillas que quitan mucho tiempo a tus trabajadores si se tienen que hacer manualmente. Así que, observa que la herramienta que escojas tenga la función de automatizar las acciones que necesites. Así, tus trabajadores podrán dedicar sus horas y recursos en otras tareas y todos saldréis ganando. Recuerda: la optimización de los recursos te hará crecer. 
  • Escalabilidad: ahora que acabas de empezar, necesitas unas funciones determinadas, pero cuando crezcas, quizás necesites otro plan más sofisticado o con más funciones porque el número de clientes, de leads y de contactos habrá aumentado. Por lo tanto, piensa a corto plazo, pero sin olvidarte de lo que pueda pasar en un año, por ejemplo.
  • Soporte técnico: como cliente te interesa tener a alguien detrás de la pantalla de la herramienta que resuelva tus dudas y solucione los problemas técnicos que puedan aparecer. Y alguien de calidad, no un bot que te tenga esperando dos horas hasta que te ponga con un agente de verdad. 

Espero que después de leer este artículo, hayas podido tomar una decisión. Te lo digo de verdad, la CRM marcará un antes y un después en la historia de tu start up, ya lo verás. Prueba cualquiera de estas tres y en un tiempo me cuentas.

 

Si te ha gustado, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.